Celebraciones del 400 aniversario de la Plaza Mayor

El pasado sábado 19 de febrero tuve la suerte de poder asistir al espectáculo audiovisual que se llevó a cabo en la Plaza Mayor de Madrid con motivo de su 400 aniversario. Esta acción histórico-cultural consistía en un video mapping sobre las paredes del cuadrilátero de la plaza en la que se proyectaban recreaciones de momentos de su historia, desde sus inicios como prado, pasando por su construcción, incendio, reconstrucción, plaza de toros, plaza de ajusticiamiento y escarnio y plaza popular multiusos. 

El espectáculo, que puede verse, por ejemplo, aquí, estuvo a la altura de las grandes acciones de vanguardia que se realizan en otras ciudades europeas. Por fin en Madrid se ha podido ver un espectáculo inaugural que huye de rancios tópicos donde los discursos y actos institucionales son los protagonistas y se presenta como algo innovador, divertido, didáctico, visual y auditivamente impactante y accesible a todas las personas. 

Sin embargo no faltan los que siempre quieren lo mismo de siempre porque progresar e innovar son palabras que no caben en su añejo diccionario. En este publirreportaje de Madridiario a Ángel Del Río (vedlo si queréis perder 6 minutos), este último indica que hace falta más solemnidad en los actos del aniversario de la Plaza Mayor. Entiendo que lo que quiere este “cronista de la Villa” es lo que siempre ha habido, actos solemnes institucionales vacíos en los que el boato es lo único que destaca, y que son disfrutados por los de siempre en vez de por los ciudadanos y turistas que son los que verdaderamente han de hacerlo. 

Los actos del cuarto centenario de la maravillosa Plaza Mayor de Madrid, que se pueden consultar aquí , son suficientemente variados y comprenden un abanico tan amplio de artes – literatura, artes escénicas, fotografía, vídeo, … – que pueden ser compartidos por cualquier vecino o turista del tipo que sea. Es una programación extensa y diversa y, afortunadamente, no incluye la solemnidad que algunos echan de menos. Y digo afortunadamente porque la solemnidad lleva implícita un rigor que automáticamente es excluyente. 

Disfrutad de la Plaza Mayor en este 400 aniversario y durante todos los años venideros. Esperemos que cada vez sea más un espacio diverso y de convivencia y cada vez menos un referente de lo pomposo y solemne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s