El desprecio impune del espacio del peatón

En otra entrada de este blog escribía sobre la fagocitación del espacio del peatón por parte de los vehículos y de cómo se había logrado liberar un tramo de calle concreto de la invasión de los vehículos de las aceras. Sin embargo, el problema reside en que a estas infracciones, al no ser castigadas de oficio, se les dota de legitimidad, y al ser “legítimas” son aceptadas como lo normal.

Pongo un ejemplo. Imaginemos que una grúa recibe un aviso de asistencia en el centro urbano. Esa grua acude al barrio desde donde le han llamado. Ese barrio es un barrio residencial de la periferia (fuera de la M30) de calles de un sentido con coches aparcados en ambos márgenes (lícita o ilícitamente). Como la grúa no tiene donde aparcar se le plantean tres posibilidades al conductor:

  1. Corta la calle
  2. Aparca en un vado
  3. Sube la grúa a la acera

En las posibilidades 1 y 2 el perjudicado es el vehículo motorizado (en la posibilidad 1 si viniera una bici puede bajarse de ella y sortear a la grúa por la acera). En la posibilidad 3 el único perjudicado es el peatón. Si fueseis el conductor de esa grúa, ¿qué opción eligiríais?

Pues bien, seguramente no optaríais por hacer lo que he visto esta tarde que ha hecho esta grúa:

Imagino que el conductor de la grúa pensó: si lo dejo en la calzada en mitad del carril, como tarde un poco me pitarán los coches que quieran pasar y si lo dejo en el vado, como quiera salir o entrar un coche, también me pitarán…pues aprovecho el vado y lo subiré a la acera que ahí nadie va a protestar.

Y eso es precisamente lo que sucede, si el peatón no puede pasar, pues nada, como no tiene un claxon para protestar, ya dará un rodeo, ¿verdad? ¿Y si es una persona en silla de ruedas o unos padres con un carrito de bebé o un invidente o una persona cargando dos bolsas? En ellos no se piensa.  A ellos no se les protege. Imaginad que pasa un invidente por ahí. Os aseguro que se daría un buen golpe con el retrovisor. Y me pregunto, si pasara una patrulla de la Policía por ahí, ¿se le sancionaría de oficio?

Existe un problema muy grave en las calles de nuestros barrios de la periferia con la eliminación permitida del espacio del peatón. En nuestras calles se llevan permitiendo cosas como estas y no pasa absolutamente nada:

Esa es la calle Cidra, barrio de Quintana en el distrito de Ciudad Lineal. Como veis, esa acera se ha inutilizado por completo, y lleva así años sin que nadie haga nada. Por cierto, el edificio que se ve al fondo de la segunda foto es un colegio. ¿Obligamos a los niños del barrio a caminar por la calzada al no tener acera?

Es necesario que se proceda a una reforma total de los espacios públicos favoreciendo al peatón y la movilidad sostenible. Acciones como la que pretende realizar el Ayuntamiento en el barrio de Chueca son necesarias, pero más aún en los barrios residenciales periféricos. Aunque no atraigamos turismo, merecemos poder movernos a pie por nuestros barrios.

(Que esto lo diga además el Director Gerente de la EMT Madrid es un alivio. Todavía hay esperanza)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s