De cómo Arturo Soria es, lamentablemente, una alternativa a la M30

Lamentablemente lo que indico en el título de esta entrada es una realidad y los vecinos del distrito sufrimos las consecuencias de ello.

Hay gente que todavía critica cualquier actuación urbanística en las calles de Madrid destinada a la creación de carriles exclusivos para buses y, no digamos ya, a crear carriles bici segregados (que si es un gasto inútil, que si las bicis por la calzada – esto lo suscribo pero sé matizar -, que si hay que sacar a los coches de las calles – claro, pero es que no se van a ir solos -, etc…). Esta crítica se torna más vehemente, y por lo tanto menos dada a cualquier diálogo, cuando se refiere al principal eje de movilidad de la zona este de Madrid, como es Arturo Soria. Uno de los argumentos que más a menudo se citan es que Arturo Soria no tiene nada de especial, que no existe ninguna particularidad en esa calle que la haga “meritoria” de ninguna infraestructura adicional. Aunque este aspecto quedó suficientemente debatido y rebatido en este otro post,  la semana pasada, con motivo de la aplicación de las medidas especiales para paliar la contaminación, se hizo mucho más patente.

En cuanto se limitó la circulación por la M30 a 70Km/h (lo cual tampoco es decir mucho, al menos en hora punta, porque no se puede ir mucho más deprisa debido a la congestión de tráfico que suele haber) la gente optó por buscar caminos alternativos. Esto se vio agravado el segundo día cuando se activó la fase 2 del protocolo (en que se prohibía aparcar en zona SER)

Ambas medidas, si bien necesarias y, según mi opinión, insuficientes, hicieron que el tráfico se desplazara a los barrios de zona exterior de la M30 (donde se podía aparcar sin problrestricciones, que no sin problemas, y donde, como ya quedó de manifiesto con las mediciones que hicieron Cazavelocidades y Bicilineal, se puede circular impunemente a la velocidad que a cada uno le plazca) y, como era de esperar, la ya sobresaturada Arturo Soria se volvió a atascar, pero de una forma tan brutal como jamás había visto.

El pasado jueves 30 sobre las 19h en la confluencia de las calles José del Hierro y López de Aranda con Arturo Soria, se formó tal atasco que ni siquiera las bicis que iban por la calzada podían adelantar. Varios autobuses de varias líneas de la EMT se vieron bloqueadas en ese cruce (llegué a contar 6 autobuses sólo en José del Hierro de las líneas 146, 48; y varios autobuses de la línea 70 estaban también saturados en Arturo Soria). De hecho, tuvieron que ponerse (sin demasiado buen resultado) dos agentes de la Policía Municipal a regular el tráfico, y al menos vi a otros dos quitando los coches que siempre hay aparcados en segunda fila en toda la calle de José del Hierro.

Justo ese día en que el tránsporte público era más necesario que nunca, la gente no podía utilizarlo en condiciones óptimas porque los coches saturaban todo el espacio. En ese momento era cuando un carril bus se hacía más necesario que nunca. Por no decir ya un carril bici en la calzada como pide la Plataforma Bicilineal desde hace más de diez años. Ambas infraestructuras (carril bici y carril bus) hubieran cumplido al menos dos objetivos ese día (y, efectivamente, cualquier otro): desincentivar la circulación de vehículos privados e incentivar el transporte público y el sostenible. Además hubieran logrado un tercer objetivo, que hubiera hecho feliz a muchos vecinos (entre los que me incluyo): ver reducido el nivel de ruido y contaminación en el distrito.

Por eso cuando escucho o leo actitudes contrarias, de forma irracional, a cualquier infraestructura en nuestras calles creo que no han llegado a sopesar bien las ventajas que puede traer para una ciudad como Madrid ciertas actuaciones puntuales que lleven a quitar una gran cantidad de coches de continua circulación. Porque si bien, e insisto en ello por si alguien todavía se lleva a engaño, las bicis han de ir por la calzada, y yo es por ahí por donde siempre me muevo, hay ciertas zonas en las que una infraestructura se hace necesaria.

Menos mal que este Ayuntamiento parece que está bastante concienciado con la movilidad sostenible y ya está empezando con acciones que lo corroboran y que llevan aparejadas infraestructuras y actuaciones como la que indicaba (aunque de momento sea en el centro de Madrid):

Anuncios

4 pensamientos en “De cómo Arturo Soria es, lamentablemente, una alternativa a la M30

  1. Coincido en extender las zonas azules y verdes, pero creo que habría que hacer una pacificación de la zona, como haya un carril bici y un carril bus, quedará un carril rápido de coches que se usará para hacer el animal de distintas maneras (excesos de velocidad, carreras ilegales como en General Fanjul, Si se introducen elementos de calmado (chicanas, resaltos y afines) ya no hace falta meterse en esas infraestructuras tan caras y se humaniza más el barrio. Las pocas veces que he ido por allí me ha parecido que lo que necesita es esto, en especial los resaltos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s